Historia del FCE

Fueron el genio y la inventiva de Daniel Cosío Villegas el punto de arranque de la historia del Fondo de Cultura Económica. Fundado en 1934 por el historiador, sociólogo, ensayista y economista, la vocación primera de esta casa editorial se centró en publicar exclusivamente textos de economía destinados a los estudiantes de educación superior.

El 29 de abril de ese mismo año apareció el primer número de la revista El Trimestre Económico y para septiembre se había constituido ya el fideicomiso orientado a financiar el Fondo de Cultura Económica. En 1935, esta casa editorial publicó sus dos primeros títulos, ambos especializados en economía: El dólar plata, de William P. Shea y Karl Marx, de Harold Laski.

Para 1939 había iniciado ya la colección Ciencia Política, que posteriormente sería renombrada Política y Derecho. En el mismo año se crea la colección Historia, con la publicación de Proudhon, de Armand Cuvillier, y Topolobampo, la metrópoli socialista de occidente, de José C. Valadés.

En 1941, más títulos relevantes de autores prestigiosos se habían incorporado al proyecto editorial: John Locke y su Ensayo sobre el gobierno civil; además de Las utopías del Renacimiento, de Tomás Moro, Tommaso Campanella y Francis Bacon. En 1942 nació la colección Tezontle.

José Emilio Pacheco decía: “Jamás sabré cómo sería el mundo si no existieran los libros del Fondo. Tampoco podré medir todo lo que me han dado. Lamentaré en todo caso no haber leído más, entre todo lo rescatable y digno de perduración y defensa en este cada vez más doloroso país nuestro sitiado por la miseria, la sequía y la violencia.”

Es poco conocido que el autor del dibujo emblemático del FCE es José Moreno Villa, poeta y escritor nacido en Málaga en 1887 y muerto en México en 1955, donde vivió cerca de dieciocho años como refugiado de la Guerra Civil.

En 1943 el Fondo de Cultura Económica iniciaba sus publicaciones relacionadas con filosofía bajo la dirección de José Gaos y el impulso de Eugenio Ímaz: aparecen Filosofía de la Ilustración, de Ernst Cassirer, y De Leibniz a Goethe, de Wilhelm Dilthey.

El 2 de enero de 1945 se inaugura en Buenos Aires, Argentina, la primera filial del Fondo de Cultura Económica, bajo la dirección de Arnaldo Orfila Reynal, quien posteriormente se convertiría en director general de la editorial. Inicia sus publicaciones la colección Tierra Firme y el prestigio del Fondo se va acrecentando. Entre finales de los años cuarenta y el inicio de los años sesenta se consolidan diversos proyectos editoriales: aparecen los primeros Breviarios, títulos de Vida y pensamiento de México, la colección Popular y la emblemática Letras Mexicanas, y se inaugura nuestra primera librería, hoy llamada Daniel Cosío Villegas.

En 1963, la editorial inaugura la filial en Madrid, España.

En 1989, el Fondo de Cultura Económica es distinguido con el Premio Príncipe de Asturias.

En 1991 el público infantil es incorporado al proyecto editorial con la colección A la orilla del viento, que inició sus publicaciones con “El pozo de los ratones y otros cuentos al calor del fogón”, de Pascuala Corona.

En 1992 se inaugura, hacia la zona comprendida por la carretera Picacho al Ajusco, el edificio sede que es desde entonces la casa matriz de la editorial.

Actualmente el Fondo de Cultura Económica tiene presencia en Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, Perú, España y Estados Unidos. Próximamente se abrirán librerías en Cuba y Bolivia.

En su nueva etapa, iniciada en 2019, el Fondo de Cultura Económica ha dado un giro para modificar la política editorial con el objetivo fundamental de incentivar el acercamiento a nuestros lectores a partir de una significativa reducción de precios y de la ampliación de nuestra oferta editorial.

Vientos del Pueblo es nuestra colección híper popular, con tirajes de 40 mil ejemplares y precios que oscilan entre los nueve y los 20 pesos, con lo cual se intenta captar nuevos lectores y engancharlos a través de temas atractivos debidos a la pluma de grandes escritores, cronistas e historiadores.

En la colección Popular se ha dado un cambio profundo mediante la incorporación de géneros y temáticas que buscan cautivar a los lectores, se buscó que los precios en los ejemplares de bolsillo no rebasen los 100 pesos y en el formato mediano no superen los 200 pesos, ahí hay títulos de ciencia ficción, novela policiaca, historia, fantasía, nuevo periodismo y poesía, entre otros rubros, con el objetivo de acercar sobre todo a los jóvenes que buscan qué leer y a los cuales las políticas de precios y editoriales de la industria no toman en consideración.

En el caso de Breviarios, se busca regresar a su idea original y ampliar el abanico de su temática; en tanto, en la colección Historia se pretende ahora integrar el debate político-social, y en la colección Obras de Economía se regresó al color naranja en su diseño, como un reconocimiento de la importancia de esta colección fundacional que ha formado a centenares de economistas.

En las colecciones científicas la idea es aportar al conocimiento específico, así como a la divulgación para alcanzar al más amplio público posible.

La página electrónica del Fondo de Cultura Económica ha sido modificada para incorporar la ampliación de las actividades que se han generado desde el inicio de la actual administración, con innovaciones que facilitan la visita y geolocalizan nuestras librerías. Las novedades se actualizan permanentemente y con ello la comunicación y la retroalimentación de las opiniones de nuestros usuarios y lectores es constante.

última actualización: 22 de noviembre de 2019

Visita nuestra pagina principal